El libro (y catálogo) “Kipling ilustrado”

El libro (y catálogo) “Kipling ilustrado”

Con motivo de la exposición ‘Kipling ilustrado’ (Más detalles en las noticias anteriores, del 14/02/2011 al 24/02/2011) se ha editado un libro que merece noticia aparte ya que se aleja del concepto de catálogo para convertirse en un libro de relatos ilustrados.

Los relatos corresponden a Rudyard Kipling, “el escritor del Imperio Británico” -aunque crítico y comprometido con su tiempo- y Premio Nobel de Literatura, del que este año se celebra el 75 aniversario de su muerte. Los siete relatos de aventuras seleccionados son una muestra su riquísimo legado ambientado en la India colonial, y en el libro están ordenados de menor a mayor complejidad en sus mensajes, comenzando por narraciones dirigidas a los lectores más jóvenes y terminando con un complejo drama psicológico.

Esta visión del mundo se ve enriquecida en esta ocasión con las no menos personales reinterpretaciones plásticas de Ajubel, Pablo Amargo, Pablo Auladell, Arnal Ballester, Isidro Ferrer, Paco Giménez y Pep Montserrat, según se resume más abajo en textos extraídos de la web de la editorial.

Cuenta el libro, además, con dos prólogos, uno de la comisaria de la exposición Lola Pascual y otro de la gran especialista Teresa Durán; y ha sido editado lujosamente en gran formato por la Editorial Kalandraka.

La idea de este singular libro -así como de la exposición homónima- surgió de la preclara mente de Carlos Pérez, responsable de la programación del Museo Valenciano de la Ilustración y la Modernidad (MuVIM).
 

Textos extraídos de la web de la editorial Kalandraka:

… “A los prestigiosos ilustradores que resuelven con éxito el reto de representar gráficamente la obra de Kipling les une un incuestionable talento creativo y les diferencia el estilo artístico con el que cada uno propone -desde el dibujo y la poética de los cuentos- su respectiva aproximación a la figura de este intelectual que predijo los cambios y los conflictos que en las últimas décadas revolucionaron el mundo.

“El gato que siempre andaba solo” (The cat that walked by himself, de ‘Just so stories’, 1902) Ajubel refleja en sus ilustraciones los miedos y las esperanzas de los protagonistas de las escenas, que miran fijamente al espectador. Su intensa gama de colores -rojos, negros, verdes, azules- sugiere las emociones y vivencias no menos intensas que transmite el relato, acentuando el valor expresivo de las imágenes.

“El pequeño elefante” (The elephant’s child)
Desde la paradoja visual, Pablo Amargo sorprende a los lectores con su divertido e inusual lenguaje estético. Su mirada va más allá de lo aparente, hasta el punto de camuflar sutiles retales de la selva en una representación de muebles de estilo colonial, con absoluta elegancia y economía de medios.

“Rikki-tikki-tavi” (en ‘The jungle book’, 1894):
Isidro Ferrer (Madrid, 1963) evoca las primeras vanguardias con dibujos básicos, entre el blanco y negro, y el tono sepia. Figuras rotundas y primitivas, poéticas y simbólicas, que transmiten una carga siniestra de tensión e intriga. Con la técnica del linograbado logra texturas que enriquecen la obra en su conjunto.

“El hombre que quiso ser rey” (The man who would be king, en ‘The Phantom Rickshaw and other Eerie tales’, 1888)
Pep Montserrat bebe de las fuentes del noveno arte para componer ilustraciones que remiten al origen de la imprenta, a base de estampaciones en relieve. Sus dibujos a dos tintas, con rótulos recortados y superpuestos, muestran la clara influencia del cine y la fotografía en su obra.

“Georgie Porgie” (en ‘Life’s handicap’, 1891)
La propuesta estética de Pablo Auladell enlaza lirismo y misterio, con imágenes oníricas envueltas en una atmósfera ambigua e inquietante. Sus paisajes, trabajados desde el gusto por la mancha, ofrecen una mirada bucólica para una trágica historia.

“El regimiento perdido” (The lost Legion)
Paco Giménez traza composiciones medidas y meditadas de líneas limpias y precisas. Dominando la geometría, las escalas y las perspectivas, no prescinde del entramado gráfico del que se vale en el proceso creativo, integrándolo en la imagen y logrando un efecto moderno y dinámico.

“El cuento más hermoso del mundo” (The finest story in the world, en ‘Many inventions’, 1893)
Desde el humor y la ironía del texto, Arnal Ballester recurre al color -blanco, rojo, negro- como herramienta para identificar anécdotas, espacios geográficos y mentales. Imágenes contundentes y vibrantes, místicas y surrealistas, para un relato amoroso y tan real como la vida misma.”…
 

Más detalles en la web de Kalandraka
Ver muestra del libro
En el porfolio de la presente web, ver ilustraciones de Paco Giménez
Noticias relacionadas: del 14/02/2011 al 24/02/2011
Noticia posterior: Premio Nacional de Edición